Apple

Las 10 curiosidades sobre Steve Jobs que quizás no conocías

Hace muy poco se cumplieron 6 años de la muerte de un genio, la muerte de Steve Jobs. Steve Jobs murió el 5 de octubre de 2011. Jobs era un hombre muy peculiar, con muchas rarezas, pero además era único. Odiado por muchos, querido por muchos más.

Hay algo de que lo que no nos cabe duda, y es que Steve Jobs cambió el mundo en general y la tecnología en particular. Podríamos decir que es uno de los culpables de que hoy en día vayas con un smartphone capaz de casi todo en tu bolsillo. A día de hoy sigue y seguirá en la cabeza de todos.

Steve Jobs y sus 10 particularidades

Hoy queremos dedicar un artículo a Steve Jobs y algunas de esas peculiaridades que él tenía. Seguro que muchas las conocías y alguna que otra no. Ahora ponte cómodo y disfruta de la lectura.

1. Era vegetariano

Si hubieses trabajado con Steve Jobs una de las comidas de las que te tendrías que haber despedido era de la carne. Jobs era vegetariano y muy asiduo a echar broncas nutricionales a todo aquel al que pillase comiendo carne.

Pero sobre todo le gustaban las manzanas. Él mismo confesó que eran su comida favorita y así lo interpretó Aston Kutcher en la película «Jobs».

2. Era adoptado

Steve Jobs nació en San Francisco en febrero de 1955. Sus padres biológicos eran estudiantes y no estaban casados, por lo que fue dado en adopción una semana después de su nacimiento por Paul y Clara Jobs.

Se mudaron entonces a Mountain View (California), lo que más tarde se convertiría en sede de Sillicon Valley, paraíso de la informática y electrónica y donde están asentadas las principales empresas tecnológicas del mundo. Fue entonces gracias a sus padres que Steve Jobs fuese quien es ahora, y será siempre.

3. Vendió un ordenador al rey de España, Juan Carlos 

Steve Jobs sabía como convencer a la gente. Lo hizo con millones de personas en todo el mundo. Y el rey Juan Carlos no iba a ser menos, quien acabó comprando al mismo Steve Jobs un ordenador NeXT en una feria de San Francisco. Ordenador, por cierto, pensado para uso científico y no personal.

4. No donó ni un solo dólar

Muchos son los que han dicho que Steve Jobs dejaba mucho que desear como persona. Era empresario las 24 horas del día, y pensaba como tal. Es por eso que Jobs prefería fomentar y crear empleo y así mejorar la calidad de vida de las personas y no donar ni un solo dólar a organizaciones.

5. No, Apple no le hizo multimillonario

No fue hasta que Apple despidió a Steve Jobs que éste compró los estudios Pixar a George Lucas por «tan solo» 10 millones de dólares para luego vendérselos a Disney por 7.6 billones. Seguro que ahora entiendes por que te decía eso de «tan solo» 10 millones.

Durante su etapa en Pixar, Jobs produjo grandes éxitos como Toy Story. Posteriormente volvió a Apple.

6. Sueldo de 1 dólar anual

Siguiendo la curiosidad anterior, a la vuelta a Apple, Steve Jobs pidió que su sueldo anual fuera de tan solo 1 dólar al año en concepto de CEO de la compañía. El truco está entonces en no importar lo que ganes, si no cómo lo inviertas, y de eso Jobs sabía un poco.

7. Era disléxico

Quizás esta sea una de las curiosidades más sorprendentes. Steve Jobs era disléxico, es decir, padecía un trastorno de la lectura que le impedía su correcta comprensión. Pero no ha sido el único genio con este rasgo, otros como Einstein y Henry Ford también lo compartían.

8. Negó la paternidad de su primera hija

Lisa, primera hija de Steve Jobs y su entonces novia Chrisann Brennan, nació en 1978. Jobs no estaba preparado para ser padre y quería que Chrisann abortase. Para ello argumentó ser estéril obligando a su pareja a vivir a base de ayudas sociales. Finalmente, Jobs reconoció a Lisa como su hija dos años después.

9. Arrepentido, Jobs bautizó a un nuevo ordenador como «Lisa»

Siguiendo la curiosidad anterior, un Jobs arrepentido por su actitud, decidió poner el nombre de su hija Lisa a un nuevo ordenador de la compañía. Aunque la compañía negó este hecho argumentando que Lisa eran las siglas de «Local Integrated System Architecture». El ordenador, por cierto, fue un desastre y todas las unidades acabaron en el fondo de un vertedero.

10. Era budista

Increíble, ¿verdad? El budismo precisamente es todo lo contrario a lo que era Jobs: no buscar las cosas materiales ni la riqueza. Pero sí, Steve Jobs incluso pensó en unirse a un monasterio y convertirse en un monje budista. Fue su maestro quien casó a Jobs y a su esposa.

Y hasta aquí las 10 curiosidades que más no han llamado la atención sobre Steve Jobs. Seguramente nos dejamos alguna que otra en el tintero, ¿nos la compartes en los comentarios? ¿Qué opinas tu de Steve Jobs?

Belén Maya

Co-fundadora de Scripters. Redactora en mis tiempos libres, freak a tiempo completo. Me gusta el cine, las series, los videojuegos. Ah, y la tecnología. Para conocerme un poco más, podéis seguirme en las redes sociales que encontraréis debajo de este texto que, por cierto, no lee nadie.

Publicaciones relacionadas

Cerrar